Un hombre, vecino de Gijón, está acusado de difusión de mensajes Whatsapp del teléfono de su exmujer entre familiares, amigos y compañeros de trabajo, lo que podría considerarse constitutivos de un delito de descubrimiento y revelación de secretos. La Fiscalía de Área de Gijón una pena de dos años y medio de cárcel.

Según la versión del fiscal, el acusado se apoderó, el 22 de febrero de 2014, del teléfono móvil de su ex mujer. Logró acceder a conversaciones grabadas de la app de mensajería instantánea gracias a un programa de ordenador para posteriormente difundirlos  por correo electrónico entre personas del entorno de la mujer. La vista oral se celebra este martes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón.