El concejal del Grupo Municipal Socialista, César González, ha presentado este jueves una proposición plenaria para modificar la Ordenanza Reguladora de Venta Ambulante de manera que a los mercadillos ocasionales que cada vez con más asiduidad se celebran en nuestra ciudad, se les aplique la misma normativa que a la venta ambulante y comercio sedentario.

El edil socialista, que ha mantenido un encuentro con representantes de la Asociación de Libre de Vendedores Ambulantes (ALVA), ha aclarado que por mercadillos ocasionales no se entiende ni el rastro ni el mercado ecológico y artesano, sino todos aquellos enmarcados en grandes eventos y que cada vez proliferan más en Gijón, “sin aportar valor añadido a la ciudad y perjudicando a los comerciantes ambulantes de toda la vida”.

En este sentido ha añadido que no es lógico que los vendedores de estos mercadillos no tengan las mismas obligaciones que los vendedores ambulantes, en perjuicio de los consumidores, como es la entrega de ticket de compra, el seguro de responsabilidad civil o las hojas de reclamaciones.

Tal y como ha explicado, “el gobierno municipal puede y debe hacer algo para asegurar un mayor control e implantación ordenada de los mercadillos ocasionales”, y que para ello ponga en marcha una mesa de trabajo en la que participen las organizaciones representativas en este asunto, la Unión de Comerciantes del Principado y ALVA.

Por su parte, el secretario de ALVA, José Darío Ibaseta, ha lamentado que la normativa municipal aprobada en 2012 excluya en su regulación a los grandes eventos culturales en los que se celebran mercadillos.

Asimismo ha lamentado que desde el inicio de la actual Corporación, en Junio de 2015, ningún miembro del gobierno municipal se haya puesto nunca en contacto con ellos, hasta el punto de que desconocen quién es el concejal o concejala de FORO encargado del área de Participación Ciudadana.