El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha anunciado que su grupo planteará tanto en la Comisión de Infraestructuras como de Movilidad la necesidad de adoptar medidas para incrementar la seguridad en la carretera del Obispo.

“Creemos necesario adoptar medidas que limiten la velocidad en la recta existente que finaliza en una curva en la que se produce la intersección con la calle Aída Lafuente, utilizada como conexión peatonal con el barrio de Nuevo Roces y en la que hay además un centro educativo, no existiendo acera”, afirmó José Carlos Fernández Sarasola.

Además desde Ciudadanos reclaman que se efectúe un estudio por parte de tráfico en el que se analice la posibilidad de convertir esta carretera en una vía con un carril único de circulación. “Consideramos que esta sería una buena opción para liberar espacio suficiente en esta vía para construir una acera y un carril bici que facilitaría una conexión, tanto en bici como en pie, entre el barrio de Nuevo Roces y el resto de la ciudad”, concluyó.