Un hombre de 57 años ha sido detenido por la Policía Nacional por agredir gravemente a su compañero de piso. El desencadenante fue el rechazo de la víctima, de 60 años, a abandonar la vivienda que compartían.

Una mujer encontró a las 8 de la mañana del pasado sábado al hombre semiinconsciente en la vía pública, en la zona del barrio de Tremañes. Fue un taxista quien lo llevó al Hospital de Jove, donde ingresó. Posteriormente fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias, debido a su empeoramiento y múltiples hemorragias internas. Fueron los agentes quienes tuvieron que investigar lo ocurrido dado que la víctima fue incapaz de explicar los sucedido debido a su estado. Los policías averiguaron que el agresor huyo en taxi a León, donde fue localizado gracias a la descripción del taxista y desde donde fue trasladado nuevamente a Gijón.

En su declaración explicó que mantuvieron una discusión durante horas hasta agredirse mutuamente, llegando la víctima a amenazarle con un cuchillo, por lo que este le golpeó con un palo en repetidas ocasiones. Después le obligo a abandonar la vivienda.

En el registro del inmueble se intervino un palo de madera con manchas de sangre y un cuchillo de cocina. El varón detenido cuenta en su historial con antecedentes por lesiones, malos tratos y resistencia a agente de la autoridad. El hombre pasó el domingo a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia que dispuso su ingreso en prisión por lesiones graves.