La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón ha dado luz verde este martes a la ordenanza de protección del medio ambiente atmosférico. Antes de su aprobación, esta nueva norma ha sido consensuada por todas las fuerzas políticas y el Consejo Sectorial de Medio Ambiente, además de contar con aportaciones en un proceso de participación ciudadana.

Este texto regulará que regula la actuación de la unidad de vigilancia ambiental de la Policía Local. Con ella el Ayuntamiento de Gijón de realizará funciones de inspección, levantará actas y creará un registro de incidentes. También se podrán de delimitar zonas protegidas y existirá un catálogo de derechos.