El portavoz y concejal de VOX Gijón, Eladio de la concha, ha denunciado hoy públicamente “la total inactividad del Ayuntamiento ante el progresivo deterioro en que se ve inmerso el edificio de la Universidad Laboral” y, entre los puntos de deterioro, relató que “el ascensor de la torre está inutilizado por el agua, las cocinas y pasillos tienen goteras y hay manchas de humedad por techos y paredes; y la iglesia está cerrada a los visitantes por precaución ya que su cúpula sigue sin reparar y el Ayuntamiento sigue sin hacer nada”.

VOX Gijón recuerda que en el pleno del Ayuntamiento del 15 de abril del año pasado se
aprobó por unanimidad la declaración institucional que acordaba ‘Instar al Gobierno del Principado de Asturias a la apertura del expediente oportuno al efecto de impulsar la declaración por la UNESCO de la Universidad Laboral como Patrimonio Cultural de la Humanidad’.

“Y ¿qué ha hecho el Ayuntamiento de Gijón para impulsar esta declaración ante la UNESCO? -continúa De la Concha-. Esa pregunta la realizó nuestro Grupo Municipal en el Pleno de noviembre y se nos contestó que, aparte de trasladar la declaración institucional al Principado, no se había hecho nada. Está claro que el actual equipo de gobierno municipal no muestra ningún interés en mantener en buenas condiciones el edificio del que se está pidiendo que sea declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, porque no está exigiendo al Principado, cuyo gobierno tiene el mismo signo político, que tome las medidas necesarias para llevar a cabo las labores de mantenimiento del edificio y que realice las reparaciones que son tan necesarias como urgentes. Por el contrario, más bien parece que desearían que todo el complejo arquitectónico se viniese abajo”.

A juicio del edil de VOX, “lo único que ha hecho el Principado es poner un ‘panel informativo’ con un sesgo ideológico tan evidente que ha causado malestar y rechazo a la mayoría de los gijoneses, malestar que también ha puesto de manifiesto la Asociación de Antiguos Alumnos, que tienen un concepto distinto de la educación recibida en el centro que lo que el panel, de una forma sectaria, parece dar a entender”.

Eladio de la Concha asegura que “es obligación del Ayuntamiento, a la vista de su propia declaración institucional, procurar que la edificación obtenga el reconocimiento de la UNESCO de Patrimonio Cultural de la Humanidad. No olvidemos que se trata del edificio más grande de España y que nadie pone en duda su monumental valor arquitectónico, que es el edificio singular por excelencia de Gijón y que, desde 2016 es, además, Bien de Interés Cultural de Asturias, en la categoría de monumento y, por eso, tiene que exigir al gobierno regional que proceda, de inmediato, a realizar las urgentes reparaciones y labores de mantenimiento que el complejo de la Universidad Laboral de Gijón precisa”.