El concejal y portavoz de VOX Gijón ha manifestado esta mañana que “el equipo de gobierno socialcomunista del Ayuntamiento de Gijón le tiene la guerra declarada al vehículo particular, nada menos que 439 plazas de aparcamiento han sido eliminadas este año”.

“El peatón que no tenga nada que hacer, salvo pasear por la ciudad, va a poder caminar con toda tranquilidad -indicó De la Concha-, pero los que tengan que desplazarse en su coche por Gijón por necesidad, porque lo requiere su trabajo o para acudir a su puesto de trabajo, se van a encontrar con muchas calles cortadas al tráfico rodado, por lo que van a tener que dar grandes rodeos para ir a su destino; con limitaciones de la velocidad a 30 e incluso 20 kilómetros por hora, con calles atascadas de un solo sentido y con menos carriles para circular y, además, sin plazas de aparcamiento; está claro que el objetivo es eliminar los coches de las calles de Gijón”.

Eladio de la Concha ha relatado que “a las restricciones al tráfico de vehículos en el Paseo del Muro, al cierre de la Avenida del Molinón y calle de Claudio Alvargonzález, entre otras, y cuando se lleven a efecto las reformas de las fachadas marítimas de Fomento y Poniente que pretenden restringir al máximo el acceso a los vehículos particulares a la zona, se habrá llevado a cabo la eliminación, casi total, de la circulación de los coches por la ciudad”.

El edil de VOX Gijón advierte que “si no se va a poder circular en coche particular, tampoco se va a poder aparcar, porque con las medidas adoptadas por la Concejalía responsable de movilidad, como hemos dicho, sólo en este año ya se han perdido 439 plazas de aparcamiento. Teniendo en cuenta las que se han perdido en la Avenida del Molinón, más las que se van a suprimir en el paseo del Doctor Fleming cuando se lleve a efecto la modificación anunciada, aparcar por la zona va a ser misión imposible. Como se ve el concejal responsable de movilidad es especialista en crear problemas donde no los hay, y deja ver claro el verdadero objetivo del plan de movilidad previsto por el actual gobierno socialcomunista de Gijón, que no es otro que eliminar el uso particular de los vehículos por parte de los ciudadanos”.

“En manos de todos los gijoneses está revertir esta situación cuando llegue el momento, con su voto”, ha concluido Eladio de la Concha.