El teléfono 010 ha atendido 4521 llamadas desde el inicio del estado de alarma, concretamente entre el 16 de marzo y el 14 de abril. Ha sido posible gracias a reforzar este servicio de atención telefónica del Ayuntamiento de Gijón con la incorporación, en modalidad de teletrabajo, de personal auxiliar de los cinco Centros Municipales Integrados que permanecen cerrados para frenar la expansión del COVID19.

Esta medida, impulsada con la colaboración del Servicio de Comunicación y Nuevos Proyectos, ha permitido dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía con la formación e iniciativa de las trabajadoras y trabajadores y con la implantación de mejoras tecnológicas que permiten la conexión de todos los equipos.

En ese sentido, el Servicio de Relaciones Ciudadanas continúa trabajando durante el estado de alarma a través de un sistema de atención a multicanal. De forma virtual y telefónica se han gestionado 2900 registros relacionados con las ayudas extraordinarias para las niñas y niños que cuenten con beca de comedor escolar durante este curso 2019-2020.

Asimismo, se siguen tramitando vía telemática los procedimientos que se presentan a través de la oficina virtual. En total han sido 1974 registros, 144 consultas y 99 solicitudes de tarjeta ciudadana. Para despachar los asuntos más urgentes, cabe recordar, que se ha habilitado tanto el teléfono 010 como el correo electrónico [email protected] Por estas dos vías han llegado 295 consultas. También se han administrado casi 300 propuestas de reclamaciones y sugerencias para evitar dilaciones en los expedientes durante esta situación de emergencia sanitaria

La dirección de los Centros Municipales Integrados, por su parte, centra ahora su labor en coordinar equipos y en buscar la información necesaria para responder a las demandas de las vecinas y vecinos del concejo.

El Servicio de Relaciones Ciudadanas, por tanto, ha mantenido en todo momento el contacto directo con toda la población gijonesa que lo precisara tras el cierre de las siete oficinas de atención ciudadana y de los cinco centros municipales integrados. El esfuerzo del personal para poder realizar estas gestiones implica un cambio que fortalecerá una atención presencial de calidad cuando finalice la emergencia sanitaria.