CNP

El Cuerpo Nacional de Policía detuvo, la tarde del  22 de diciembre, al camarero de un bar de Pumarín por causar lesiones a dos clientes y por traficar por drogas. El detenido de 26 años de edad ya tenía antecedentes por hurto.

Los agentes acudieron al local porque el camarero había golpeado a dos clientes que le reclamaban 30 euros que les debía desde hacía días. Esto fue el detonante de una discusión que subió de tono y, en un momento,  el camarero le golpea en el estómago con un taburete y le había roto la bolsa de colostomía que llevaba. Una amiga presente salió en su ayuda y como contestación recibió un fuerte bofetón en la cara, cayendo al suelo y quedar aturdida. Los heridos fueron asistidos por de los servicios médicos y traslados a un centro hospitalario.

Los agentes realizaron una inspección en la que se localizaron 10 papelinas de cocaína dentro del molinillo de café y  otras doce papelinas y un trozo de hachís en la caja registradora. También interceptaron una bolsa de plástico con medio Kilo de sustancia de corte,4 cajas de medicamentos de benzodiacepinas y 155 euros. En la cocina, que estaba en condiciones insalubres, localizaron un bate y un palo de madera de grandes dimensiones así como dos navajas.