El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un varón por dos robos en empresas de Porceyo, en las que entraba para apoderarse del dinero de las oficinas.

El hombre, para evitar ser identificado, vestía ropa amplia y con una peluca de mujer. Aprovechaba cuando los trabajadores estaban en los almacenes o atendiendo a algún cliente para entrar en las oficinas y coger llevarse el dinero de los cajones.

El detenido langreano de 42 años que contaba con numerosos antecedentes por robos y hurtos, por lo que los investigadores, pese al disfraz utilizado, lo reconocieron plenamente.