El Cuerpo Nacional de Policía ha arrestado una vecina de El Coto, por tener a sus mascotas en condiciones de insalubridad e inanición.

Dos mujeres, que iban a pasar unos días en su domicilio, alertaron a las autoridades de las mascotas, dos perros y los dos gatos, que había en la vivienda estaban en condiciones «lamentables» de higiene y alimentación. Según las jóvenes, uno de los perros habían llegado a matar a uno de los gatos para alimentarse.

En en el lugar se personaron agentes de la Policía Local, quienes observaron, además de mucha suciedad y numerosos insectos, un fuerte olor a descomposición en el piso de la detenida. Durante la inspección no encontraron ningún animal. La denunciada admitió que había vivido con perros y gatos anteriormente, pero ya no vivían con ella.

La Policía detectó que en el contenedor situado enfrente del portal una bolsa de basura con enseres de animales y el cadáver de un perro en estado de putrefacción. Gracias al chip se confirmó que era de la detenida.

Una vez tramitadas las denuncias administrativas, la Policía Local trasladó los hechos a la Policía Nacional, que procedió a la detención por un supuesto delito de maltrato animal. La detenida se ha negado a dar explicaciones sobre lo que hizo con el resto de animales.