Desde el grupo municipal de Ciudadanos pediremos explicaciones y soluciones por el estado que presenta la pista de pump track del polígono de Pumarín que fue inaugurada el pasado mes de marzo y ya se encuentra con el asfalto desquebrajado debido a un deficiente remante y no haber tomado medidas para evitar la erosión de la bajada lateral de tierras.

En este sentido, nos parece oportuno recordar que se trata de una obra adjudicada en octubre del año pasado por 46.457,05 euros, finalizándose las obras y entrando en funcionamiento en marzo de este año, y que, hoy, cuatro meses después, ya presenta importantes problemas estructurales en los peraltes y asfalto que si no se solventan pronto la dejarán completamente inutilizable. Además, consideramos oportuno recordar que la pista fue objeto de grafitis al poco tiempo de su entrada en funcionamiento lo que dificultaba una adecuada visión de los límites del trazado y posibles resbalones para sus usuarios, sin que desde el anterior gobierno se hubiera adoptado alguna medida para solventarlo.

Ahora los problemas son mayores, por lo que solicitamos al nuevo equipo de Gobierno que se implique y no se desentienda del asunto, y proceda a exigir a la empresa adjudicataria explicaciones así como que solvente los imperfectos y las carencias estructurales detectadas, puesto que la obra aún está en garantía.

Esperamos que así sea y que la gestión de las obras de la ciudad por parte del nuevo gobierno socialista no siga la estela de la efectuada por parte de Foro caracterizada por una absoluta falta de control y seguimiento en las obras contratadas, llenando la ciudad de chapuzas de la que esta pista es un ejemplo más.