El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a varón, de 38 años de edad, por forzar dos bares del barrio de El Natahoyo y robar el dinero de las máquinas tragaperras durante la misma noche.

El ladrón accedía a los establecimientos lanzando una tapa de alcantarilla sobre la luna de los escaparates. En el primero de los bares dejó un rastro de sangre, al cortarse con los cristales, que continuo en el itinerario seguido hasta el segundo. El autor emprendió una huida precipitada para evitar su detención, lo que le llevó a perder su teléfono móvil en el lugar de los hechos.

El arrestado cuenta con un amplio historial delictivo. En su detención presentaba cortes en las manos, brazos y en la frente.