El concejal y portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón, José Carlos Fernández Sarasola, se ha lamentado la paralización y el “embrollo» legal en el que se encuentra el plan de movilidad de Gijón desde la aprobación el pasado mes de noviembre de la Ley de Transportes y Movilidad Sostenible, a pesar del trabajo de las decenas colectivos de la ciudad que componen el Foro de la Movilidad, y que, a pesar de representar intereses muchas veces contrapuestos, fueron capaces de alcanzar un acuerdo.

El problema radica en que “la Ley exige una evaluación ambiental estratégica que en el caso de Gijón no se realizó puesto que cuando se elaboró el Plan no se había aprobado todavía esta Ley y por lo tanto no se exigía», explicó Sarasola tras mantener una reunión con miembros de la Permanente del Foro de la Movilidad, encabezados por su presidente Manuel Cañete, y acompañado del diputado de su formación, Armando Fernández Bartolomé.

A su juicio, el principal responsable de esta situación es el Gobierno Local de Foro, dado que, a pesar que los trabajos del foro de la movilidad finalizaron el 20 de septiembre el Gobierno Local nunca llegó a aprobar este Plan. «Si lo hubiera aprobado estaría ya en vigor y no se vería afectado por las disposiciones de la ley y no necesitaría por tanto contar con esta evaluación ambiental, y no será porque desde Ciudadanos no se lo pedimos, ya que precisamente en el Pleno de septiembre del año pasado planteamos una iniciativa en la que pedíamos la aprobación urgente de este Plan”.

En todo caso, cree que puede encontrarse algún tipo de vía legal para solventarlo y ha instado tanto al Gobierno del Principado de Asturias y al del Ayuntamiento de Gijón a que se sienten a hablar y busquen una solución  que posibilite aprovechar el trabajo desarrollado por los más de 80 colectivos que participaron en el foro de movilidad, y no tener que empezar su tramitación y elaboración de nuevo desde cero, ya que sería una pérdida de tiempo enorme y una frustración enorme para todos los que trabajaron en este plan.

“Además Gijón necesita con un Plan de Movilidad que apueste por una movilidad urbana verdaderamente sostenible que apueste decididamente por el transporte público colectivo, y así se contribuya a descongestionar el tráfico como a reducir los picos de contaminación que se producen en determinadas franjas horarias”, concluyó.