Xixón Sí Puede (XsP) ha presentado un ruego en la Comisión de Participación, Deportes, Juventud, Igualdad y Festejos para que se convoque una sesión extraordinaria y monográfica con representación de las comisiones de festejos de la zona rural y urbana, la Asociación de Cimadevilla, Divertia y la Concejalía de Festejos con el objeto de abordar la viabilidad de las fiestas patronales y otros eventos culturales organizados por colectivos vecinales y ciudadanos. La intención es abordar las dificultades a las que estas entidades se enfrentan para continuar organizando unos actos de claro arraigo popular y a quienes cada vez se les ponen más obstáculos, empezando por las escasas ayudas y continuando por la entrada en vigor de la instrucción de autorización para celebración de espectáculos públicos o actividades recreativas de carácter extraordinario.

  
  

“Están en juego dos modelos de ocio y cultura en nuestra ciudad. De un lado, la privatización de la mano de los promotores de grandes eventos y de otro la cultura popular representada por las fiestas de prao”, advierte Orlando Fernández Casanueva, concejal de XsP. El grupo municipal ya viene trabajando en esta línea, y fue a iniciativa de XsP la aprobación por unanimidad en el Pleno de junio de 2016 de una proposición en defensa de las fiestas: “En su momento supuso hacer frente a la voracidad de la SGAE. Ahora toca que el Consistorio demuestre su compromiso con las 38 comisiones de festejos y asociaciones culturales, ejemplo de un patrimonio cultural de primer orden”, mantiene el edil de XsP.

  
  

Con la demanda de realizar esta reunión extraordinaria se pretende dar respuesta global a las necesidades de estas comisiones y colectivos para que continúen con sus actividades que fortalecen el tejido social y ciudadano desde la base: “Estamos en contra de la desvirtuación de estas fiestas. El apoyo de estas fiestas es una forma de descentralizar y socializar el ocio entre todos los barrios y parroquias del concejo”, continúa Fernández Casanueva. “Es imprescindible escuchar la problemática y el día a día de estas comisiones, porque entendemos que las fiestas de prao y de los barrios son un patrimonio inigualable de nuestra ciudad. Es una manera de descentralizar la cultura y el ocio y de hacer partícipe a todo el concejo de Gijón”, añade.

  
  

Una descentralización que actualmente no está en la agenda, ya que desde el equipo de Gobierno se potencia la privatización del ocio y los macroeventos que beneficia a los grandes promotores, frente a la cultura popular de la mano de las comisiones de festejos y asociaciones culturales que de manera altruista dinamizan la zona rural y urbana:  “No es de recibo que el gasto municipal directo en la producción de los conciertos de la Semana Grande, el Arco Atlántico y grandes festivales haya sido en el año 2018 en torno a 861.000 € y las ayudas a las 38 entidades que se presentaron a las subvenciones de las fiestas de barrios y parroquias fuera de 60.000 € que parece que ahora el equipo de gobierno quiere aumentar”, denuncia el edil de XsP.