Desde que el matadero municipal empezó a funcionar a finales de los ochenta y en 1997 su titularidad pasara del Ayuntamiento a SEMAGI (Sociedad de Explotación del Matadero de Gijón SA), únicamente se cuenta con una muestra analítica, de marzo de 2010, de los vertidos que las instalaciones producen en el colector de La Camocha. Así al menos se desprende de las informaciones recabadas por Xixón Sí Puede (XsP), quien solicitó a la Empresa Municipal de Aguas toda la documentación que obra en su poder desde el cambio del contrato.

Según la misma EMA, no hay resultados de analíticas posteriores a estas fechas, aunque se reconoce que se recuerdan “algunos episodios de aguas residuales rojizas en El Pisón”. Sin embargo, tal como sigue explicando la EMA, estas aguas residuales rojizas ya no pueden ser avistadas en la EPAR (la Estación de Pretatamiento) debido al desmantelamiento de los equipos de desarenado y desengrasado, lo que hace que todos los vertidos vayan directamente al mar y sin ningún filtro.

Las muestras pertenecen a las recogidas por la EMA en el colector de La Camocha y en ellas, según el tramo horario, se aprecia perfectamente cómo la coloración del agua va enrojeciendo. Igualmente, la analítica de las aguas entre el 15 y el 21 de marzo de 2010 muestran que la presencia de DBO y DQO (los parámetros que determinan la contaminación orgánica del agua más la carga de sólidos), llevan a deducir que la coloración del agua se debe a la presencia de sangre “lo que evidencia la existencia de un problema de exceso de materia orgánica”, indica David Alonso, concejal de XsP responsable de Urbanismo y Medio Ambiente.

Ante esta situación, el grupo municipal expresa su sorpresa ante el hecho de que desde 2010, cuando se tiene conocimiento de esto, no se haya tomado ningún tipo de medida: “¿Por qué nadie del Ayuntamiento, la EMA o el Servicio de Medio Ambiente se preocupó de investigar la situación? ¿Por qué ante un problema que se prolonga durante 30 años y, además, con un incremento de la actividad de 3 millones de kilos de carne procesada a los más de 4,6 millones de kilos actuales, se mira para otro lado?”, plantea el edil de XsP.

El propio Gobierno municipal confirmó recientemente que el matadero no tenía depuradora, por lo que XsP pedirá en un ruego que la EMA haga un análisis exhaustivo de cuál es la situación de vertidos del matadero. “Hablamos de un problema que se suma a la ausencia de depuración de la zona Este. Sin embargo, no podemos perder de vista que incluso teniendo depuradora en esta cuenca, las depuradoras son para aguas residuales domésticas y los vertidos industriales tienen que venir ya tratados, ya que estas instalaciones no son capaces de trabajar con estas cantidades de materia orgánica. El resultado es que durante estos años la materia orgánica ha estado saliendo directamente al mar,” expone Alonso.

El grupo municipal también reclamará al Servicio de Medio Ambiente que haga las inspecciones pertinentes en las instalaciones. “Es muy grave que suceda esto y también es muy grave que en todo este tiempo no se haya hecho nada”, remarca David Alonso. Una vez que XsP cuente con esos informes, trasladará la necesidad de que la depuradora del matadero municipal se ponga en marcha lo antes posible.  

“Por desgracia, hemos comprobado que ante este tema todo el mundo se encoge de hombros, pero parece que también obvian que son unas circunstancias que desembocarán, otra vez, en multas posteriores de la UE. Las instalaciones industriales tienen que tener su propia depuración, porque las EDAR no están preparadas para estos usos”, señala David Alonso. Una depuradora industrial que en el caso del matadero municipal tendría un coste de unos 180.000 euros.