El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Jose Carlos Fernández Sarasola, se ha mostrado esta mañana muy crítico con la programación de la Semana Grande Gijonesa.

A su juicio, el que debería ser el principal evento festivo de nuestra ciudad ha quedado relegado a un festival más del verano, ya que su programación prácticamente se limita a actuaciones y conciertos nocturnos, y, además, con un nivel mucho más bajo del que han ofertado otros festivales celebrados en la ciudad.

Por eso, ha reclamado un giro innovación en su programación, y, muy especialmente, que se incluyan actividades dirigidas a los niños y sus familias, que han vuelto a ser los grandes olvidados de estas fiestas.

 “A diferencia de lo que hacen otras ciudades de nuestro entorno no se ha incluido una programación específica para los niños, y ni siquiera se ha organizado alguna actuación o evento que estuviera destinado principalmente al público infantil, haciendo caso omiso de lo aprobado por el Pleno”, afirmó Fernández Sarasola recordando que el Pleno aprobó por unanimidad el pasado mes de marzo y a propuesta de su Grupo la necesidad de incluir una programación infantil específica dentro de la Semana Grande.

En este sentido, se lamentó que las actividades infantiles durante la Semana Grande vuelvan a ser las mismas que la existentes durante el resto del verano gijonés, lo que no facilita que los niños y sus familias puedan disfrutar conjuntamente de las que deberían ser las principales fiestas de nuestra ciudad.

“Mientras que en otras ciudades hay numerosas actividades y eventos en torno a sus fiestas, en Gijón es siempre lo mismo, limitándose a una sucesión de conciertos sin demasiado atractivo”, concluyó.