El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón, José Carlos Fernández Sarasola, preguntará al Gobierno Municipal por las medidas que ha tomado para cumplir el mandato plenario adoptado en septiembre del año pasado para controlar y regular los apartamentos turísticos en la ciudad.

En este sentido, recordó que el Pleno Municipal ya debatió el asunto y acordó a iniciativa de su Grupo poner en marcha una serie medidas para intentar paliar los efectos negativos que la proliferación de estos apartamentos turísticos, especialmente los ilegales, podrían tener en la ciudad. Concretamente, las medidas fueron las siguientes:

  • Establecer un convenio de colaboración con el Gobierno del Principado de Asturias en el que se recojan los oportunos mecanismos de colaboración entre los Inspectores Turísticos del Principado de Asturias, la Policía Local y los servicios municipales con competencias vinculadas, para facilitar la detección de las viviendas que ilegalmente prestan los servicios de alojamiento turístico y adoptar las medidas necesarias para que se regularicen o cesen en esta actividad.
  • Solicitar al Gobierno del Principado de Asturias, como Administración competente en materia turística, la elaboración y puesta en marcha de una campaña informativa sobre los requisitos y trámites que se deben seguir para poder ofertar una vivienda como alojamiento turístico.
  • Alcanzar un convenio con las principales empresas o plataformas comercializadoras de apartamentos turísticos a través de Internet, con el objetivo de que informen a sus usuarios de la normativa que deben respetar cuando éstos anuncien una vivienda para uso turístico e incluyan en la misma, el número de inscripción en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas del Principado de Asturias, impidiendo la publicación de aquellas viviendas que no se encuentren registradas.
  • Adoptar medidas a nivel local para intentar evitar una excesiva proliferación de este tipo de alojamientos turísticos a nivel local.

“Queremos saber qué ha hecho el Gobierno Local para dar cumplimiento a este mandato plenario, la realidad es que en Gijón ya estamos padeciendo algunos problemas como la subida de los precios de alquiler debido a la bajada de oferta de los alquileres residenciales frente a los vacacionales. Ya advertimos hace un año que esto podría llegar a pasar”, explicó Fernández Sarasola.

Por eso, a su juicio el Ayuntamiento no puede seguir sin actuar, debe establecer mecanismos para controlar el incremento de este tipo de alojamientos, asegurándose que no se concentran únicamente en el centro de la ciudad y que no generan edificios sin residentes, así como luchar con la economía sumergida y la competencia desleal que suponen los ilegales.

“Gijón debe apostar por un modelo turístico de calidad en el que por supuesto esta tipología de alojamientos también tienen cabida, pero de una forma controlada, asegurando unos estándares mínimos y ajustándose en todo momento a la regulación vigente, una regulación que se debería desarrollar y concretar a nivel local”, concluyó.