El Cuerpo Nacional de Policía detuvo el pasado sábado a un varón de 54 años que mostraba una actitud violenta  con los encargados de un local. El motivo es que estos se negaban a servirle consumiciones, ya que con anterioridad había protagonizado incidentes con el personal del establecimiento y los clientes.

Además le fueron intervenidos dos trozos de hachís y una papelina de cocaína. El arrestado cuenta en su historia delictivo con siete detenciones anteriores por robos y resistencia a agente de la autoridad.