El PP achaca el incumplimiento de la regla de gasto a las cesiones a Podemos

El PP ha recordado esta mañana que los errores políticos en materia de gestión económica de Gobiernos municipales anteriores suponen que, a día de hoy, los gijoneses paguen vía impuestos 58 millones de euros cada año y pidieron que el Ejecutivo de Carmen Moriyón no siga esa tónica una vez se ha conocido que el Ayuntamiento de Gijón incumplió en 2017 la regla de gasto.

El concejal popular Pablo González ofreció este viernes una rueda de prensa en la que analizó la situación financiera del Consistorio, las posibles consecuencias derivadas del incumplimiento de la regla de gasto y las alternativas para conseguir el equilibrio financiero.

“Los que venían a renovar la política, los que eran buenos gestores y no políticos, han vuelto a empufar una vez más a todos los gijoneses; lo hizo el Gobierno socialista en 2003 y 2008 y el Gobierno de Foro, con el error del catastrazo en 2011”, subrayó González, “lo que nos sigue costado a todos los gijoneses 58 millones de euros al año”.

En este sentido, explicó que en 2004 el Ayuntamiento ingresaba 80 millones vía impuestos; “la subida brutal que ha supuesto una gestión económica nefasta supone que a día de hoy se están pagando 140 millones de euros”.

Así, el popular confió en que el nuevo plan económico de equilibrio que debe elaborar el Gobierno y debe ser aprobado por el Pleno, no solucione este problema de la misma manera. “Nos opondremos tajantemente a que los gijoneses gasten un solo euro más vía impuestos para solucionar los problemas de Carmen Moriyón”.

González se preguntó además porqué el equipo de Carmen Moriyón no ha evitado esta situación cuando hace ya un año Intervención municipal advertía del posible incumplimiento de la regla de gasto. En ese momento, explicó, se dijo que el Presupuesto de 2017 no cumpliría por la desviación de 2,8 millones de euros en la Fundación Municipal de Servicios Sociales, pero desde el Ayuntamiento explicaron que se compensaría con ahorros en Divertia y Emulsa. “En la realidad, Divertia, lejos de ahorrar 3 millones,  gastó uno y medio mientras que en Emulsa lo hicieron en 2 millones”.

Petición de comparecencias

En este sentido, González anunció que pedirán la comparecencia de los directores de la Fundación, Divertia y Emulsa para que expliquen “qué directrices políticas  les dieron sus concejales de Gobierno responsables para que a sabiendas de los informes de Intervención, incumpliesen esta indicación”. El popular hizo hincapié en qué no hay responsabilidad en los técnicos, sino en sus responsables políticos.

Por otra parte, el PP solicita que se negocie un presupuesto de mínimos que reconduzca la situación económica y que lo haga conjuntamente con la elaboración del plan económico que le exige el Ministerio de Hacienda. González sospecha que el Gobierno de Foro ha buscado la situación de prórroga presupuestaria “porque tapa los acuerdos secretos que mantiene con Xixón Sí Puede” por lo que le exige que negocie las cuentas para este año con el resto de los Grupos políticos. En este aspecto, el popular denucnió una vez más que las cuentas no salen porque Carmen Moriyón ha cedido a las presiones de sus socios de Podemos.

En cuanto a limitar el gasto, el popular apostó por “optimizando los servicios municipales y recortando gasto en asuntos como las aportaciones a empresas municipales y fundaciones, los progrmaas sociales sin demanda, informes de consultorías como el del Plan de Movilidad que nos cuentan cientos de miles de euros o subvenciones nominativas a dedo”.