Desde el Grupo Municipal de Ciudadanos de Gijón muestran su «preocupación» por el incumplimiento de la Regla de Gasto y «los efectos que esto puede tener sobre los presupuestos municipales», especialmente en un año en el que nos hallamos en situación de prórroga presupuestaria, y los problemas que esto podría tener para la incorporación del remanente.

Esta situación demuestran «la temeridad e irresponsabilidad con la que ha actuado el Equipo de Gobierno al haber cedido a las pretensiones de la izquierda más radical sin haber tenido en consideración las consecuencias económico – financieras de las mismas», a pesar de que les fueron advertidas por parte de la intervención municipal. Además, «tuvieron la oportunidad de paralizar o, al menos, reformular la segunda convocatoria de la Renta Social Municipal, y tampoco lo hicieron», señala formación.

Por otra parte, afirman desde Ciudadanos que «ha quedado más que demostrada la incapacidad de gestionar adecuadamente el presupuesto municipal, al ser incapaces de efectuar un adecuado control del gasto, y como una vez más se actúa tarde. Así, las medidas anunciadas por la Concejala de Hacienda, además de adoptarse con retraso, cuando tan sólo quedaba un mes del ejercicio, se mostraron improvisadas e ineficaces, y lo único que previsiblemente provocarán es una ejecución presupuestaria menor».

Por todo ello, desde el Grupo Municipal de Ciudadanos piden  al Equipo de Gobierno que inicie ya las negociaciones con los partidos de la oposición el Plan Económico – Financiero que posibilite corregir la desviación del gasto y volver a cumplir la regla de gasto, así como que se reformule la Renta Social, ya que se ha demostrado, tal y como, desde Ciudadanos, afirmamos desde el principio que se trataba de un programa insostenible e inviable económicamente. También mostramos nuestro rechazo absoluto a que se pretende efectuar este ajuste de 5,5 millones de euros a costa de recortar partidas vinculadas a la inversión o al empleo, así como nos opondremos a que en ejercicios futuros de pretenda corregir esta situación incrementando los ingresos municipales vía aumento de la presión fiscal, lo que hay que hacer es controlar efectivamente el gasto y ser responsables a la hora de poner en marcha nuevos programas o equipamientos municipales.