La Policía Local de Gijón detuvo, durante la madrugada de este lunes, sobre las 2:00 horas a un conductor que estaba dando bandazos de lado a lado de la vía, en la calle Magnus Blikstad, llegando a invadir el carril bici.

El conductor, es un vecino de Gijón de 41 años, fue arrestado por un presunto delito contra la seguridad vial, a pesar de mostrarse violento para evitar a la detención. Posteriormente  produjo daños en las instalaciones de la Jefatura de Policía. En las pruebas de alcoholemia a las que fue sometido, triplicaba la tasa máxima permitida.