uniovi.es

Xixón Sí Puede (XsP) reitera su apoyo a la implantación del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en Gijón, tal como se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento, y llama la atención sobre la necesidad de tener otros elementos en cuenta más allá de la cuestión territorial. “Un eje prioritario es el público-privado y en este sentido XsP apuesta porque este Grado sea público”, afirma Mario Suárez del Fueyo, portavoz del grupo municipal.

La apuesta de XsP se basa tanto por «la defensa de lo público», como por evitar que los jóvenes de Asturias «tengan que emigrar como han hecho hasta ahora» para cursar estos estudios. “Igualmente, otro de los objetivos a tener en cuenta es que el grado sea lo más barato posible. Es obvio y evidente que esta especialidad en la pública es la mitad de barata que en la privada”, aclara el portavoz de XsP.

Tal como han señalado los impulsores de la implantación de estos estudios desde la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad de Oviedo, el coste de la matrícula en la pública sería de 1.068 euros, mientras que en la privada sería de 3.795 euros. “Ante esta diferencia en las tasas la apuesta por lo público debería de estar clara: no tiene sentido ceder las instalaciones públicas para beneficios privados y además a costa del mayor precio que paga la ciudadanía”, señala Mario Suárez.

Hasta ahora, la ausencia de esta titulación en Asturias ha hecho que sean muchas las personas que optaran por cursar los estudios en las comunidades cercanas que los imparten. “Y nada va a evitar que los y las jóvenes sigan optando por marchar si lo que se les ofrece en Asturias es una opción más cara que las existentes en la red pública”, advierte el portavoz de XsP.

Por este motivo, el grupo municipal remarca que ha de tenerse muy en cuenta la variable público-privado en el debate sobre el Grado de la Actividad Física y el Deporte: “XsP quiere que Gijón sea la ciudad que albergue estos estudios y, a la vez, queremos que esta especialidad obedezca a la iniciativa de la Universidad asturiana. No podemos perder de vista que el fin de las instituciones ha de ser trabajar al servicio de las familias asturianas y no de las entidades privadas”, concluye Del Fueyo.