Ana Braña, concejala de Hacienda en el Ayuntamiento de Gijón, ha presentado la propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2018 del equipo de gobierno.  Este documento incluye una nueva tasa para empresas de suministros básicos (luz, agua y gas) por el uso de suelo de dominio público, incrementar la que se cobra por el mismo concepto a cajeros bancarios, se eliminarán bonificaciones de las viñetas a vehículos históricos y de más de 25 años, subir los precios del Patronato Deportivo Municipal (PDM) y un aumento del cinco por ciento en Emulsa.

Por otro lado, la concejala ha apuntado que en el caso de los precios se propone la congelación para 2018 de agua y autobuses. Se aplicará una bonificación del 50 por ciento a vehículos de cero emisiones y del 25 por ciento a vehículos eco.

Además, habrá bonificaciones del IBI en categoría general a familias numerosas del 75, 50 y 25 por ciento en el caso de inmuebles hasta 66.000, de 66.001 a 90.000 y de 90.001 a 150.000, respectivamente. Para esos mismos tramos y en el caso de la categoría especial, es decir más de tres hijos, las bonificaciones serán del 90, 65 y 40 por ciento.