Desde el lunes 29 de mayo de 2017, el hospital de Cabueñes usará, para hacer las resonancias de los pacientes, un equipo móvil situado en el aparcamiento cercano al edificio de hospitalización. Es tan sólo una situación provisional mientras actualizan el software de la actual resonancia. Está previsto que en seis semanas se restablezca la normalidad, mientras, los pacientes que tengan que acudir a hacer pruebas serán citados en el aparcamiento y para los ya ingresados, se ha establecido un sistema de traslado interno para evitar las máximas molestias.