En la tarde del miércoles, un joven del barrio de Laviada fue detenido por el robo de un móvil. Los hechos se produjeron cuando el arrestado se encontraba en una tienda de la zona, con la intención de comprar una caja fuerte, en el momento de la compra, el individuo aseguró que no tenía el DNI y que iba a casa por el con intención de regresar. Al no volver, la dependienta presumió que algo pasaba y fue cuando se dio cuenta de que su teléfono móvil no estaba.

Cuando la mujer, se dirigía a comisaria a poner la denuncia, se cruzó con el ladrón, alertó a la policía y lo siguió hasta un parque cercano al centro de salud. Finalmente los agentes lo identificaron y encontraron el móvil en su ropa interior. El hombre, de 29 años, ya poseía antecedentes, hasta 15 detenciones por robo y tráfico de estupefacientes.