Se ha producido la detención de un hombre por simular el robo de su furgoneta. Según contó a la policía nacional, en un primer momento, había dejado el vehículo a un amigo suyo, y cuando estaba estacionado en Nuevo Roces, se la robaron.

Finalmente, los agentes hallaron la furgoneta estrellada contra un muro en un camino en las cercanías de Tremañes, sin haber sido forzada, con el freno de mano echado, pero la pendiente y peso del coche hizo que se precipitase hacia el muro. Además, la zona de la colisión se encontraba a pocos metros de donde el hombre, de 35 años, se encontraba con sus amigos. El individuo contaba con antecedentes por simulación de delito.