Saltar al contenido

El Pueblo de Asturias incorpora a su colección un atlas de España de 1837 y un mapa de Asturias de 1855

08/02/2017
Gijón

En los años treinta del siglo XIX, con el final del Antiguo Régimen y el inicio del estado liberal, España carecía de mapas fiables. Para decirlo claramente, no se conocía la geografía del país. Tenían mejores mapas de España los franceses, como consecuencia de la Guerra de la Independencia yla invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis en 1823, que los españoles. Por ello, uno de los objetivos de aquellos primeros gobiernos liberales del segundo tercio del siglo XIX fue promover la realización de mapas, dentro de una política más amplia de organización de un nuevo estado.

El Museo del Pueblo de Asturias acaba de adquirir dos productos relevantes de aquel tiempo que sirvieron para descubrir España y Asturias a sus propios habitantes; proceden de la colección de Manuel Gurdiel Sierra (Cangas del Narcea, 1941 - Madrid, 2014).

El primero es el Atlas Nacional de España (o Atlas de las provincias de España), formado por el geógrafo francés A. H. Dufour (1785-1865) y publicado en París por la Casa de L. Turgis Jeune y en Nueva York por Duane St. y S., hacia 1845. La primera edición es de 1837.

En este atlas aparece primera vez la nueva división político-administrativa establecida en España en 1833, que dividió el país en 49 provincias. Está integrado por doce planchas: 1.ª Galicia; 2.ª Reino de León y Principado de Asturias; 3.ª Castilla la Vieja; 4.ª Navarra y provincias vascongadas; 5.ª Aragón; 6.ª Cataluña; 7.ª Reino de Valencia; 8ª. Castilla la Nueva [Falta]; 9.ª Extremadura; 10.ª Andalucía; 11.ª Murcia y 12.ª Islas Baleares.

Es un Atlas de gran formato (72 x 51 cm), muy raro de encontrar (solo existen tres ejemplares en bibliotecas públicas españolas, que aparecen en el Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico Español), pues las láminas de los mapas también se editaron y comercializaron sueltas.

El otro es el Mapa topográfico de la provincia de Oviedo, formado de Orden de S. M. la Reina por D. Guillermo Schulz, inspector de minas; dibujado y escrito por E. Maffei, ingeniero de minas; grabado en Madrid por Gustavo Pfeiffer, 1855. Tiene una escala 1:127.500 y mide 80 x 179 cm.

Se trata del primer mapa topográfico de Asturias con base científica, que el autor empleó para llevar a cabo el mapa geológico de la provincia que le había encomendado el Gobierno de Isabel II.

5/5 - (161 votos)
Configuración