A lo largo de la tarde de este viernes se ha procedido al encendido de las luces de Navidad en Gijón. El centro de estas fiestas estará ubicado en el Solarón, donde se ha instalado un gran árbol de navidad luminoso. Este céntrico emplazamiento cuenta con un miniparque de atracciones con pista de hielo de 600 metros cuadrados y una rampa de trineos, con una bajada de 20 metros y un 22% de desnivel, que tanto éxito cosechó el pasado invierno frente la plaza de toros de El Bibio.

El proyecto de las luces navidad lo ha realizado “Blachere Iluminación”, una empresa con más de 40 años de experiencia que trabaja iluminando diversas ciudades del mundo, como Moscú, Orlando o París. Un diseño se basa en la elegancia, la sobriedad y la armonía. Los elementos decorativos que utilizará son dinámicos, con un gran protagonismo de luces en las farolas, y con el blanco como color predominante que se conjugará con toques de rojo y azul.

Entre las características de esta iluminación destaca la calle Corrida, que cuenta con elegantes arcos de lado a lado, iluminación en las farolas y guirnaldas en los árboles; una decoración utilizada en los Campos Elíseos de París. La Plaza del Parchís cuenta con dos bolas gigantes tridimensionales además de un trineo tirado por renos imperiales al que podrán subirse niños y niñas para capturar con su cámara o móvil una bonita postal navideña. Además están iluminadas 103 calles y 36 espacios públicos con lazos, esferas y estrellas llenarán el resto de las calles con una colección de luces “noche y día” que permitirá que decoren de día y se iluminen durante la noche.