Dos varones han sido detenidos durante la madrugada del domingo por agredir a su parejas. En ambos sucesos, las autoridades fueron alertadas de por los hijos de las víctimas.

El primero de los avisos lo dio una niña que llamó asustada a la policía a las 6:50 horas por una fuerte discusión de sus padres. Cuando los agentes se presentaron en la vivienda de la calle Roncal pudieron comprobar que el hombre, de 42 años y nacionalidad boliviana,  estaba agrediendo a la mujer. Fue detenido mientras que la mujer continuó en el hogar al cuidado de sus hijos menores.

El siguiente aviso se produjo a la 7:45 horas. Esta vez en un piso de la calle Reconquista. También, al igual que en el otro caso, fue la hija del matrimonio la que alertó de una trifulca entre sus padres. Ante los agentes, la pareja negó que la discusión hubiese pasado a mayores y que el enfrentamiento se debía a una familiar que también reside en el domicilio. Al comprobar la documentación, los policía vieron que el hombre, de 36 años y nacionalidad boliviana, le constaba una orden de expulsión del territorio nacional por estancia irregular. Como la trifulca tuvo lugar en presencia de la menor, fue arrestado por un delito de violencia en el ámbito familiar.