La concejala del Grupo Municipal Socialista, Marina Pineda, ha alertado este lunes de las consecuencias que la nueva ordenanza de uso de locales planteada por Foro puede tener para las asociaciones y entidades de la ciudad que llevan años ocupando un local municipal para desarrollar su actividad. El equipo de gobierno se había comprometido a mantener las condiciones de estas asociaciones en la nueva ordenanza, pero según los socialistas, les va a obligar a someterse a un proceso de prórroga en las mismas condiciones que aquellos que soliciten un local municipal primera vez.

Pineda critica que «en esta ordenanza no se tiene en cuenta la trayectoria de estas entidades, que llevan años trabajando en la ciudad. Les obliga a  demostrar su actividad con amplias memorias de documentación,  de la que el  Ayuntamiento ya dispone desde hace años. Asimismo, tendrán que asumir gastos que hasta ahora muchas no asumían y con ello se pone en riesgo su continuidad».

Por todo ello, el PSOE exige que si el gobierno pretende modificar el régimen de uso de los locales municipales, debe hacerse partiendo de un estudio de las condiciones en que cada asociación tiene cedido el local y del coste que estas modificaciones les supondría, porque es probable que muchas no lo pudiesen, poniendo en riesgo la continuidad de su actividad.