Una mujer de 43 años ha sido detenida por robarle la tarjeta de débito a una amiga y realizar compras cuya suma total ascendía a los 1.200 euros. Se le acusa de los delitos de hurto y estafa.

La dueña de la tarjeta se percató de ocho cargos fraudulentos de ropa, calzado y tabaco efectuados en su tarjeta por lo que interpuso una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional.  A la mujer le fue sustraída la tarjeta, junto con su DNI, durante una salida de nocturna con amigos. Gracias a la investigación realizada por los agentes en los comercios en los donde se realizaron las compras, se pudo descubrir la identidad de la autora de los hechos, resultado ser una amiga de la víctima que se hizo con el PIN porque, durante la noche que salieron, la acompañó a un cajero automático a sacar dinero.