La concejal de VOX Gijón, Laura Hurlé ha manifestado hoy que “es preocupante la precaria situación económica del Ayuntamiento, desde la que se va a tener que enfrentar a la grave crisis derivada de la pandemia que padecemos y la más grave aún se prevé para el próximo año. La situación financiera actual, a la que ha llevado al Ayuntamiento el equipo de gobierno socialcomunista, no puede ser peor”.

Laura Hurlé recuerda que “en reiteradas ocasiones hemos manifestado nuestra oposición a la prórroga de los presupuestos para el año próximo porque entendemos que lo que hay que hacer es reducir muchas partidas de gastos totalmente inútiles como las que se dedican a Cooperación Internacional, y dedicar el dinero a paliar, en lo posible, las necesidades que están pasando hoy muchas personas y familias de Gijón”.

“El Ayuntamiento de Gijón -indica la edil de VOX- tiene previstos para el año próximo más gastos que ingresos, y lo fía todo a la posible utilización de los remanentes presupuestarios y a las posibles ayudas de otras administraciones y, mientras tanto, tiene que refinanciar nada menos que 53 millones de euros de deuda que tiene que devolver a los bancos. La situación económica a la que nos lleva el equipo de gobierno socialcomunista no puede ser peor, y todo ello en medio de la gravísima crisis sanitaria y económica, en que nos encontramos derivada de la pandemia”.

Además de la deuda con los bancos, “el Ayuntamiento de Gijón sigue desembolsando el de préstamo participativo que tiene contraído a favor de ZALIA, S.A. y que suponen más 1,6 millones de euros al año, mucho nos tememos que todo el dinero que ha salido y que va salir de las arcas municipales a tal fin va a ser dinero perdido y que nunca va a poder ser recuperado dado el estado económico de dicha sociedad por la depreciación de los terrenos