El Gobierno del Principado ha reforzado su capacidad asistencial con la instalación de un hospital provisional con 144 camas en el recinto ferial Luis Adaro, en Gijón. El H144 está operativo y puede acoger a pacientes de todas las áreas sanitarias de Asturias.

La Consejería de Salud ha adoptado diversas medidas en los últimos días para responder a la elevada incidencia de la segunda ola de la pandemia. Por ejemplo, en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha habilitado 19 nuevas camas para pacientes críticos. Para ello, ha adecuado en tiempo récord –apenas cuatro días- el espacio que ocupaba el gimnasio de rehabilitación.

La instalación del H144 se suma a los mismos esfuerzos. Este hospital ya había sido levantado en la primera ola, desde marzo a junio, sin que entonces fuese necesario su uso. Ahora es más probable que llegue a ser utilizado, según ha admitido Concepción Saavedra, gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA). El hospital contará con una plantilla mínima de cinco médicos, nueve enfermeros, 18 auxiliares, seis celadores y dos administrativos. Esta dotación se ampliará con personal voluntario si el número de pacientes lo requiere.

En una primera fase, el hospital abre con 48 camas disponibles para acoger a pacientes de toda Asturias.  Está ideado para dos tipos de pacientes: personas que precisen cuidados médicos y no puedan permanecer aislados en sus casas o residencias o bien quienes, hospitalizados y clínicamente estables, tampoco puedan volver a sus hogares.