A las 01.30 horas del sábado, un joven fue detenido por la Policía Local de Gijón acusado de un delito de resistencia y desobediencia.

Iba caminando junto a otro joven por la calle Ezcurdia sin mascarilla, por lo que una patrulla les indicó que debían ponérsela. Hicieron caso omiso y continuaron caminando, incluso llegaron a desobedecen la orden de pararse de un policía que se bajó del vehículo y fue caminando detrás de ellos.

Por este motivo, los implicados fueron interceptados y se les solicitó su identificación. El detenido, Y.M.G.F. de 25 años y vecino de Oviedo, se negó a ello, intentando ausentarse del lugar. Cuando los agentes lo intentaron retener, éste los empuja varias veces.