gijon.es

La Empresa Municipal de Servicios de Medioambiente Urbano (EMULSA Medioambiente) intensificará en los próximos días y semanas las medidas de limipeza e higiene urbana en distintos frentes en una campaña que contará con la incorporación de un mínimo 250 operarios y operarias procedentes de la bolsa de trabajo temporal. Entre las acciones previstas destaca la atención especial a la limpieza de contenedores urbanos y sus entornos, el aumento de los equipos de desratización con nuevos sistemas de eliminación de ratas o el refuerzo del personal destinado a la limpieza de colegios.

De cara a la próximas semanas Emulsa estudia la puesta en marcha de nuevas medidas de refuerzo en la limpieza e higiene urbana  con la previsión de alcanzar en la primera quincena de septiembre y mantener hasta finales de año, una plantilla de limpieza viaria de 275 personas, un promedio de 75 más de las habituales en esa época del año. Este personal se destinará al refuerzo del baldeo manual, eliminación de hierbas de bordillos y pegatinas, blanqueo de aceras, eliminación de manchas en pavimento, limpiezas en patios interiores o polígonos industriales… Para la limpieza de colegios, a la espera de la normativa de vuelta a clase, se van a incorporar 68 personas, alcanzado una plantilla de 160 efectivos que puede incrementarse.

Hasta el momento, han empezado ya sus trabajos 87 personas destinadas a tareas de higiene urbana, 15 a gestión de residuos, 33 a colegios, 2 al taller de Emulsa y 3 a señalización, junto a 38 para jardines.

En los últimos días Emulsa ha reforzado las tareas de limpieza de calles y ha iniciado además una acción especial de limpieza exterior de contenedores urbanos, que incluye también su entorno más cercano, en las más de 1.500 estaciones de contenedores con las que cuenta el casco urbano del concejo.  En total se destinan a esta tarea 5 equipos en horarios de noche (2 equipos) mañana (dos equipo) y tarde (un equipo).

Las limpiezas de contenedores se realizan de media una vez al mes con solución higienizante y odorizante a presión, que también se utiliza en el suelo donde se ubican. Se complementa con la retirada de restos, hierbas de los bordillos, residuos indebidamente depositados…  Se continúa con el lavado a presión con agua caliente y jabón, con frecuencia diaria y nocturna, del interior y exterior, priorizando los de residuos orgánicos.

Estas iniciativas responden a la necesidad de incremento de limpieza de los contenedores y sus entornos por circunstancias excepcionales: un mayor uso (en ocasiones indebido, al dejar residuos en los exteriores),  falta de lluvia y otras derivadas la crisis del coronavirus. El objetivo es mejorar el aspecto de contenedores y entornos reforzando las limpiezas y apelando a la colaboración ciudadana: respeto de horarios, reciclaje separado, etc.

El proceso de selección de los trabajadores y trabajadoras comenzó a finales de febrero con un examen al que acudieron 5.000 personas y que tuvo que ser paralizado durante tres meses, por el decreto de Estado de Alarma a raíz de la pandemia del COVID-19. El proceso se reinició a principios de junio con las reclamaciones, valoración de méritos, etc.