La boya del puerto de Gijón registró, durante la madrugada del jueves al viernes, olas que alcanzaban los 7,8 metros de altura. La boya continuó registrando olas de casi siete metros de altura durante la mañana de este viernes.

La costa gijonesa se encuentra con un episodio de alerta naranja activada por viento y oleaje, al igual que el resto del litoral asturiano..