El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un varón de 48 años por amenazar con un hacha al conductor de un coche que estaba aparcado en doble fila, en la calle Severo Ochoa, y obstaculizaba la salida de su vehículo.

Testigos de la riña en entre los conductores de vieron a uno de ellos había mostrado un hacha, por lo que alertaron a las autoridades. A su llegada, los agentes comprobaron que en la vía pública había un vehículo aparcado en doble fila, con las luces de emergencia puestas, que obstaculizaba el paso a otros dos vehículos bien estacionados. Su conductor manifestó que había dejado el vehículo así porque no iba a tardar mucho en recoger un paquete en la oficina de correos. A los pocos minutos entró un hombre en la oficina de correos dando voces y exigiendo que quitara su coche. Durante la discusión el conductor del vehículo obstaculizado sacó un hacha y amenazó con de muerte al otro sino retiraba el coche inmediatamente.

La Policía Nacional intervino el arma, que lo guardaba bajo el asiento del conductor, y detuvo al responsable, en cuyo historial delictivo cuenta con antecedentes policiales.