La Policía Local detuvo, a las 21.40 horas este domingo en el recinto de la Semana Negra, a una mujer, de 38 años y nacionalidad brasileña,  por “dar una paliza” a su hijo de 7 años y hacerle comer pizza que se había caído al suelo en Gijón.

Varios testigo alertaron a los agentes de las agresiones que estaba sufriendo un menor de edad, que sufrió varias vejaciones e insultos, haciéndole sangrar por la nariz, tirándole al suelo, o incluso al parecer, tirándole un trozo de pizza al suelo que más tarde le hizo comer.