El Grupo Municipal de Ciudadanos ha dado a conocer esta mañana una serie de medidas para incrementar el control y transparencia sobre la calidad de las aguas de la playa de San Lorenzo, que planteará en la próxima reunión del observatorio de la Playa que solicita se convoque lo antes posible.

Para Ciudadanos es importante adoptar medidas tendentes a devolver la confianza a los gijoneses sobre el control que se efectúa de la calidad de las aguas, así como mantenerlos adecuadamente informados de los resultados de las mismas.

Concretamente plantearán las siguientes medidas:

Extender el período de control de las aguas al mismo en el que se dispone del servicio de vigilancia y salvamento. Es decir, del 1 de mayo al 30 de septiembre, en vez del 18 de junio al 10 de septiembre como se efectúa en la actualidad.

Publicar en la pagina web municipal el resultado completo de las analíticas efectuadas para poner fin a la opacidad existente. En años anteriores se publicaba la calificación, pero  en la actualidad no se está ni siquiera publicando esto, teniendo que acceder a los análisis efectuados durante el año 2019 a través de la web de la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias o (https://www.asturias.es/Asturias/playas/calificacion.htm#gijon3) o de la del sistema de información nacional de las aguas de baño (Náyade): (https://nayadeciudadano.msssi.es/Splayas/ciudadano/ciudadanoVerZonaAction.do).

– Realizar, durante todo el período de baños, una inspección visual diaria “in situ” de las aguas de las zonas de baño y de la zona intermareal para valorar, entre otros aspectos: la coloración del agua y arena y la presencia o no de residuos, aceites, espumas y algas; y poder así adoptar medidas preventivas. Se mantendrá un registro actualizado de los resultados de esta inspección que será accesible a través de la web municipal.

– Facilitar la accesibilidad a la sección de la web municipal dedicada a las playas, y donde se colgaría esta información colocando un “banner”, permanente en la página de inicio de la web municipal. Ya que ahora es difícil para los ciudadanos llegar a esta información.

– Instalar paneles informativos en las principales escaleras de acceso en los que publiquen los resultados de las analíticas efectuadas y de las inspecciones visuales diarias, así como, de forma destacada, el símbolo de clasificación obtenido por la zona en la que se encuentre la escalera.

– Convocar una reunión el observatorio de la Playa como mínimo al inicio y al final de cada temporada de baños, y extender su ámbito de actuación al conjunto de la bahía gijonesa, así como incluir nuevos miembros al mismo.

Todas estas medidas pueden llevarse a cabo con facilidad, y extenderse al conjunto de las playas del concejo, ya que no suponen un coste importante y, sin duda, contribuirán tanto a prevenir posibles incidencias como a asegurar una información completa y veraz a todos los gijoneses y personas que nos visiten sobre el estado de las aguas de baño de nuestras playas.