El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha insistido en la instalación de cámaras de videovigilancia en la zona de Fomento.

En este sentido, recordó que se trata de una vieja demanda de su Grupo, y que en su momento el concejal de Seguridad Ciudadana se había comprometido a estudiar con detenimiento, sin embargo, como tantas otras cuestiones parece que ha quedado en el olvido y no ha habido ninguna respuesta por parte del Gobierno Municipal.

Para Ciudadanos no se trata de sembrar ningún tipo de alarmismo, ya que Gijón es un ciudad segura con problemas de seguridad puntuales como los que se producen en la zona de Fomento, “sobre los que habría que actuar para que todas las personas podamos disfrutar con seguridad de nuestro ocio y tiempo libre”.

“No se puede hablar de actuar exclusivamente cada vez que haya alguna agresión y luego olvidarlo y no hacer nada, por eso nosotros insistimos en que hay que tomar medidas, y, en este sentido, la instalación de cámaras nos parece una buena medida por su efecto tanto disuasorio como preventivo”, afirmó.

Además, explicó que su instalación no pretende sustituir la presencia policial, que a su juicio es muy necesaria y debería incrementarse, sino que se trata de un complemento que, además de este efecto disuasorio y preventivo, facilitaría la identificación de los responsables de cualquier tipo de delito, agresión o acto vandálico.

También, recordó que los vecinos de la zona siempre se han mostrado favorables a su instalación y que es una medida que está funcionando bien en otras ciudades españolas, “por lo que no vemos porque aquí no iba también a resultar efectiva”.

“Los vecinos y comerciantes de Fomento tienen el mismo derecho que los del resto de la ciudad a sentirse seguros y no temer que cada fin de semana se produzcan actos vandálicos o comportamientos incívicos contra sus bienes. Sin duda estas cámaras pueden ayudar a evitarlos y sobre todo a incrementar su sensación de seguridad”, añadió.

Por último, hizo hincapié en la necesidad de complementar esta medida con otras, ya que por si misma sería insuficiente, como un incremento de la presencia policial y de sus efectivos, el estricto cumplimiento de la ordenanza de convivencia ciudadana, la colaboración de los hosteleros locales, y el desarrollo de programas de carácter socioeducativo que promuevan modelos de ocio alternativo.

“Evidentemente sólo la instalación de cámaras de videovigilancia no solucionará todos los problemas pero sí contribuirá de forma muy positiva a hacerlo”, concluyó.