La Policía Local de Gijón detuvo este domingo a una mujer, de 20 años y nacionalidad boliviana, acusada de un delito de hurto.

Una joven denunció la desaparición de su bolso, que contenía dinero y un teléfono móvil Iphone 7, cuando se encontraba en un pub de la calle Marqués de San Esteban. Los agentes localizaron a la ladrona cuando estaba manipulando el móvil sustraído cerca de la calle Pedro Duro, gracias a una APP de rastreo que el terminal tenía instalada.