La Policía Local de Gijón detuvo la pasada madrugada a un varón, de 48 años y nacionalidad rumana, por agredir a su pareja, a la que obligada a prostituirse. Fue una testigo quien alertó a las autoridades tras ver la agresión en la calle Feijoó, en El Coto.

Los agentes, una vez en el lugar, vieron como el agresor agarraba por el pecho a la mujer, que tenía lesiones en rostro, y la zarandeaba. Al ser identificado, el hombre se mostró agresivo e intentó propinar puñetazos a los policías.

Durante la investigación posterior, los agentes constataron que el hombre obligaba a la mujer a ejercer la prostitución, para luego quitarle todo el dinero.