El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón, Jose Carlos Fernández Sarasola, ha cuestionado este viernes la política municipal para la captación de inversiones empresariales, al considerar que se está limitando al acondicionamiento de espacios a la carta, y ha reclamado la elaboración de un Plan de Captación de Inversiones nacionales e internacionales y de una campaña de promoción y presentación de la ciudad como territorio para invertir, tal y como acordó por unanimidad el Pleno en mayo del año pasado, a propuesta de su grupo municipal.

En este sentido, consideró que el único “logro” del Equipo de Gobierno en esta materia ha sido el traslado de Tabaza a Gijón de la multinacional Chemours previa inversión municipal de 300.000 euros para acondicionarle a medida unas oficinas que no son de titularidad municipal y por las que el Ayuntamiento paga un arrendamiento de más de 100.000 euros al año para luego subarrendarlas a esta empresa. Todo ello, además, sin ningún tipo de compromiso firme de creación de nuevos puestos de trabajo por parte de la empresa, y con un contrato con la misma que sólo la compromete por cinco años.

“Evidentemente estamos encantados de que Chemours haya decidido instalarse en Gijón, pero no nos parece que este sea el camino a seguir en un futuro. La instalación de empresas en la ciudad no puede depender ni conllevar cuantiosas inversiones municipales, especialmente cuando no estamos hablando de nuevas empresas ni de la creación de nuevos puestos de trabajo. En este caso concreto, lo único que se ha conseguido es traer una empresa que estaba en Tabaza a Gijón”, afirmó Fernández Sarasola.

A su juicio, la prioridad no debe ser atraer empresas que ya están en Asturias, sino empresas nacionales o internacionales y, especialmente, inversiones que generen nuevas empresas y nuevos puestos de trabajo en la ciudad, ejerciendo el Ayuntamiento un papel de agente facilitador y actuando para ello en diferentes frentes como la reducción e incentivos fiscales, el desarrollo de las infraestructuras, el diseño se servicios municipales adaptados a las necesidades de las empresas y sus trabajadores, y el abaratamiento y comercialización del suelo industrial disponible, por mencionar algunos ejemplos.

“Gijón tiene elementos suficientes para poder competir a nivel nacional e internacional por la captación de inversiones empresariales. Pero esto sólo se conseguirá diseñando un plan de actuación en el que se incluyan medidas eficaces, tal y como acordó el Pleno”, añadió.

Por último, recordó que además de la elaboración de este plan, es necesario la realización de una campaña de promoción de la ciudad como territorio para invertir.  “Al igual que nos promocionamos turísticamente para atraer visitantes también deberíamos hacerlo para atraer inversiones. No podemos esperar a que las empresas nos conozcan y vengan a instalarse a nuestra ciudad porque sí, tenemos que vender y promocionar nacional e internacionalmente las ventajas de invertir en Gijón”, concluyó.