El Ayuntamiento de Gijón incumplió en 2017 la regla de gasto en un cantidad que ronda los 5,5 millones de euros. Esta situación obligará al equipo de gobierno local un plan económico financiero que corrija esta desviación.

Ese desajuste se debe a la devolución de los créditos por valor de 4,3 millones de Gijón al Norte y de la ZALIA y incremento de gasto en 7,8 millones de la Fundación Municipal de Servicios Sociales.

La Alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón,  destaca que la renta social municipal, que salió a adelante a propuesta de Xixón Sí Puede, ha supuesto la mayor parte del gasto de la Fundación Municipal de Servicios Sociales.

Desde la Concejalía de Servicios Sociales estudian una redistribución de los gastos de los numerosos programas que tienen en marcha ante el actual escenario de prórroga presupuestaria.