Las terminales del puerto gijonés de El Musel han movido a lo largo de todo el año 2017 un volumen récord con un total de 21.735.137. Es cifra supera en 169.000 toneladas a la marca alcanzada en 2005, mejor año hasta la fecha, y un 18,5% más que 2016.

Respecto al año anterior suben un 10,18% los graneles líquidos gracias al butano y propano, y un 23,10% los graneles sólidos debido a los cereales, el cemento, la caliza, el yeso y la escorias. Destaca también la cifra de carbón por los muelles comerciales, que aumenta un 76,3% pasando de las 675.044 de 2016 a 1.190.293 toneladas de 2017.

El crecimiento de la mercancía general se debe al aumento de las exportaciones de Arcelor Mittal (189 barcos con 571.000 toneladas) y al incremento de contenedores, que movieron en total 909.318 toneladas, fijando un nuevo máximo en el histórico del puerto.

La cifra de negocios sobrepasará los 47,6 millones de euros de 2005, sin que en ella figuren las cantidades percibidas por las enajenaciones.