En la tarde del viernes un hombre, de 59 años,  fallecía a causa de un infarto en una conocida cafetería de la calle Oriental, en La Calzada, la cual regentaba desde hace años. Hasta el lugar se desplazaron los servicios sanitario que nada pudieron hacer para salvarle la vida. El hombre era muy conocido en la zona ya que también había dirigido otros locales de hostelería en la zona en las últimas décadas.