El Cuerpo Nacional de Policía detuvo, el pasado 19 de diciembre, a un varón de 31 años, que acababa de salir de un centro penitenciario, sustraer el dinero de las cajas registradoras en un bar y una tienda del centro de Gijón. A ambos establecimientos accedió forzando las puertas de entrada con una palanqueta.

Los propietarios presentaron las denuncias, tras lo cual los agentes comenzaron la investigación que les condujo a vecino de Gijón con «un amplio historial delictivo en la comisión de robos». El hombre cuenta en su historial con más de veinte ocasiones anteriores. Precisimente acababa de salir de la cárcel tras cumplir una condena por robos en comercios del centro de Gijón.