En el partido disputado este fin de semana en el Suárez Puerta entre el Real Avilés y el Gijón Industrial, correspondiente a la Tercera división asturiana, se vivió uno de los goles más raros de la jornada. En el minuto 85, y con 2-1 a favor de los avilesinos, el portero local atrapa un balón aéreo pero a la hora del saque se excede de confianza. La picardía del delantero pone el empate definitivo en el marcador.