Condenado a diez meses presión por la desatención de su perra a la que hubo que amputar una pata

10/07/2017

Gijón

Un vecino de Ribadesella ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal nº2 de Gijón a diez meses de presión por el abandono de una perra a la que hubo que amputar una pata por una fractura sin tratar.

Agentes de la Guardia Civil rescataron al animal tras el aviso de los vecinos. El hombre tenía a la perra en un recinto vallado de Serín sin comida ni agua, presentando deshidratación y desnutrición. Tampoco tenía un lugar donde resguardarse de la lluvia o el sol. La perra tenía una infección en la pata trasera derecha, que tuvo que ser amputada.

Actualmente, el animal se encuentra en la protectora de animales de El Trasgu. El fallo  dictaminado no es firme y admite recurso.

4.8/5 - (74 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles. Más información